Volviendo al futuro de la filantropía Judía   

el  17/06/2011 
0  Comentarios
Cuando nos formulamos la pregunta "¿Cuál es el futuro de la filantropía Judía?", lo que estamos preguntando en realidad es: "¿Cuál es el futuro del Pueblo Judío?", y esto porque desde los tiempos bíblicos ambas preguntas han estado inmutablemente interrelacionadas. Entonces, como ahora, la filantropía cumplió un rol integral en la configuración de la vida Judía, en su escala de valores y en la sociedad, no fue simplemente ayudar a los pobres.

Una de las expresiones más bellas de lo antedicho puede hallarse en el acuerdo tácito entre las tribus de Zevulún y de Isacar, que consistió en que una de ellas se dedicaría al estudio y la otra a satisfacer las necesidades materiales de la otra. Esta relación no fue vista como un acto de filantropía en sí sino, más bien, como una sociedad, una forma de dividir las tareas para alcanzar un objetivo común.

Esta "filosofía de la filantropía", manifiestamente Judía, ha pasado con creces la prueba de los tiempos. Esto puede verse en las iniciativas filantrópicas de modernos gigantes como Edmund de Rothschild y de Sir Moses Montefiore, quienes apoyaron a sus hermanos Judíos en Eretz Israel edificando instituciones, industrias y colonias a fin de implementar la visión, concretar el establecimiento de una patria Judía.
John Gardner, personalidad norteamericana que hizo mucho por promover la filantropía social en Estados Unidos, declaró en una ocasión que: "La riqueza no es algo nuevo, tampoco la caridad. Lo nuevo es la idea de usar imaginativamente la riqueza privada, y hacerlo de un modo constructivo y sistemático para atacar los problemas fundamentales de la humanidad". Este es un punto importante, señor Gardner, pero no exacto: El pueblo judío lo ha estado haciendo durante miles de años.
 
Mas, ¿dónde nos estamos quedando cortos? Por cierto que no respecto de la visión social, ni en materia de "generosidad"; los Judíos se encuentran entre los donantes más generosos del mundo, y no sólo para Israel o por causas Judías. Con mucho, la mayor parte de sus mega contribuciones se ofrecen en la actualidad a causas no Judías fuera de Israel en tanto que la joven generación identifica su ser judío de una manera muy distinta a la de sus padres.
Su identificación se da en el fluido territorio de la propia identidad, lo que caracteriza a su generación. Para muchos jóvenes Judíos, "Tikún Olam" ("corrección del mundo") es tanto, y a veces más, prestar su atención a los asuntos globales antes que a Israel y al pueblo Judío. Nuestra respuesta y nuestro mensaje por vía del ejemplo deben ser: "Sí, los Judíos debieran dar su aporte para todas las causas, pero Israel y el pueblo Judío deben tener prioridad". Con palabras de la Mishná: "Si no soy para mí, ¿quién lo hará por mí?".
 
La filantropía de todo tipo, últimamente, refleja la preocupación por "lo colectivo", la comunidad en su acepción más amplia. Ronda acerca de la identificación, el optimismo y la fe. Yo creo que nuestro mayor desafío y misión como dirigentes Judíos de hoy es educar a la joven generación para que se identifique con - y vele por - el futuro del colectivo Judío, que se asienta esencialmente en la continua existencia del Estado de Israel, la patria del pueblo Judío.
 
Esto último es la llave para el futuro de la filantropía Judía, y también la llave para nuestro futuro como pueblo. La única manera de alcanzar esa meta es por medio de esfuerzos educacionales masivos y coordinados a fin de llegar a los corazones y a la mente de los jóvenes Judíos de la Diáspora.
 
En Keren Hayesod trabajamos en diversos frentes para llegar a ese resultado convocando a dirigentes juveniles de nivel internacional por medio de las campañas de nuestro Joven Liderazgo y respaldando proyectos de larga duración en Israel para jóvenes adultos junto con otros programas de educación Judía y sionista en la Diáspora, que ponemos en práctica con nuestra asociada, la Agencia Judía.
 
El pueblo Judío y la filantropía Judía están indisolublemente unidos. Creo que en tanto Israel y el pueblo Judío existan, también seguirá en pie la filantropía Judía. Por otra parte, en tanto y en cuanto Israel y la filantropía continúen proliferando, así también prosperarán Israel y el pueblo Judío. Y esto porque la filantropía Judía refleja, simplemente, y en la forma más pura, nuestro deseo y determinación como pueblo a sobrevivir y florecer


 

 
 

Comentarios

Su opinión nos interesa

Díganos que piensa…
Nombre * :
Title :
Email :
Comentarios :